Encuentra médicos y clínicas en Colombia

Dirección no encontrada
Ej: Dirección de tu casa o trabajo
11
147

Preguntas y respuestas sobre tu salud

Añadir pregunta

DINA  ROSA DINA ROSA - Magdalena
hola, tengo un niño que hace 4 mese presenta un cuadro de anemia, en pivijay magdalena le salio que una bacteria del gana( brosolocis) le estaba comiendo los globulos rojos, pero aca en santa marta salio que tiene anemia falsiforme pero en ninguno de los dos centros lo han remitido a un hematologo, en el momento lo tengo en uci, pero no me lo quieren remitir porfa que debo hacer?

Maria Magdalena Maria Magdalena - Antioquia
Buenos días, actualmente tengo una espondilosis lumbar, no se exactamente que esto. Mi EPS, me ha remitido a ustedes para solicitar una cita de ortopedia, y no ha sido posible ni por los cuatro números de celulares que me dieron, ni por este medio.

Agradezco mucho si me pueden orientar, y si las citas no fuesen posibles con la EPS, entonces de forma particular y su costo.

Que atenta a su respuesta.

Att. María Magdalena Ríos Montes.

dayana dayana - Atlántico
Buenas tardes, hace 6 meses tuve una fractura de femur en mi pierna derecha , me operaron y me colocaron un clavo y cuatro tornillos ademas me hicieron injerto de hueso de la cresta iliaca, la verdad me recupere muy rapido pero quede cojeando un poco quiero saber si es normal y si con terapias podre caminar bien o quedare asi, tambien quiero saber si es necesario retirar los clavos y tornillos.

Gracias


Añadir pregunta

Últimas publicaciones de usuarios

GNOSTIKA Imágenes Diagnósticas Resonancia Magnetica GNOSTIKA Imágenes Diagnósticas Resonancia Magnetica
RADIOLOGO
Resumen rotura ligamento cruzado- Gnostika
Resumen rotura ligamento cruzado

La rotura del ligamento cruzado es una lesión muy frecuente en la práctica de deportes como el fútbol o el esquí, por ejemplo. Esta lesión consiste en la rotura parcial o total de un ligamento en la articulación de la rodilla. Como consecuencia, la rodilla se vuelve inestable y el paso inseguro.





Un chasquido, un intenso dolor en la rodilla, dificultad para apoyar la pierna… son algunos de los síntomas más comunes ante una rotura de ligamento cruzado. Te explicamos cómo se trata esta lesión.
Una de las lesiones de rodilla más comunes es un esguince o desgarro del ligamento cruzado anterior, también llamado (Anterior Cruciate Ligament (ACL).

GNOSTIKA Imágenes Diagnósticas Resonancia Magnetica GNOSTIKA Imágenes Diagnósticas Resonancia Magnetica
RADIOLOGO
Lesiones del ligamento cruzado anterior SPORT MÉDICA- Gnostika
SPORT MÉDICA

Un chasquido, un intenso dolor en la rodilla, dificultad para apoyar la pierna… son algunos de los síntomas más comunes ante una rotura de ligamento cruzado. Te explicamos cómo se trata esta lesión.

Una de las lesiones de rodilla más comunes es un esguince o desgarro del ligamento cruzado anterior, también llamado (Anterior Cruciate Ligament (ACL).

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Resumen rotura ligamento cruzado

La rotura del ligamento cruzado es una lesión muy frecuente en la práctica de deportes como el fútbol o el esquí, por ejemplo. Esta lesión consiste en la rotura parcial o total de un ligamento en la articulación de la rodilla. Como consecuencia, la rodilla se vuelve inestable y el paso inseguro.

Ambos ligamentos cruzados (uno anterior y uno posterior) unen en la rodilla el fémur con la tibia. Si se produce una rotura del ligamento cruzado, se puede sentir perfectamente en la rodilla, y también se puede escuchar un crujido en el interior. Otros síntomas de la rotura del ligamento cruzado son hinchazón y dolores en la rodilla; también se suele producir un derrame articular. La rodilla se vuelve inestable debido a la rotura del ligamento cruzado, lo que puede manifestarse con los siguientes síntomas:

Inseguridad al caminar, la rodilla se dobla de forma involuntaria

Sensación de que el muslo se dobla hacia la pantorrilla

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Además, la rotura del ligamento cruzado puede llevar a una pérdida del rendimiento (que puede aparecer más tarde) y a un bloqueo de la capacidad de doblar y estirar la rodilla. La rotura del ligamento cruzado suele ser parte de una lesión de rodilla más extensa, aunque puede aparecer aislada. Es mucho más común la rotura del ligamento cruzado anterior que la posterior.

Síntomas y diagnóstico de la rotura del ligamento cruzado

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Cuando un deportista sufre una rotura de ligamento cruzado, los principales síntomas son:

La rotura del ligamento en sí, es decir, el momento en el que se rompe, puede sentirse claramente; además, se escucha un chasquido.

Justo después de la rotura del ligamento cruzado, aparecen los primeros síntomas como hinchazón y dolores en la rodilla.

En algunos casos se desarrolla un derrame sanguíneo rápido y continuo en la articulación. Sin embargo, este síntoma puede aparecer más tarde.

Normalmente los ligamentos cruzados estabilizan la rodilla y son decisivos para el correcto movimiento de dicha articulación. En el caso de una rotura de los ligamentos cruzados, la rodilla afectada se torna inestable. Otros síntomas característicos de una rotura del ligamento cruzado son los siguientes:

Sensación de que el muslo se dobla hacia la pantorrilla.

Gran inseguridad al caminar, la rodilla se dobla de forma involuntaria.

Un fuerte dolor.

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Los síntomas que aparecen por una rotura del ligamento cruzado dependen de cuál de los ligamentos está afectado: un aspecto característico de la rotura del ligamento cruzado posterior es que la tibia desplaza el fémur hacia atrás (signo del cajón posterior); por el contrario, si se trata de una rotura del ligamento cruzado anterior, se puede desplazar hacia delante (signo de cajón anterior).

Primeros auxilios

Consulte con su médico si cree que tiene una lesión en el LCA. No practique deportes ni otras actividades hasta que haya visto a un médico y lo hayan tratado.

El médico le puede ordenar una resonancia magnética de la rodilla, la cual puede confirmar el diagnóstico y puede igualmente mostrar otras lesiones de la misma.

Los primeros auxilios para una lesión del LCA pueden incluir:

Elevación de la articulación por encima del nivel del corazón.

Aplicación de hielo en la rodilla

Analgésicos tales como los antinflamatorios no esteroides (como el ibuprofeno)

Usted puede necesitar:

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Muletas o un Ferula o Brace para caminar hasta que la hinchazón y el dolor mejoren.

Terapia física para ayudar a mejorar el movimiento de la articulación y la fuerza de la pierna.

Algunas personas pueden vivir y desempeñarse normalmente con un LCA roto; sin embargo, la mayoría se queja de que la rodilla es inestable y puede "agotarse" ante la actividad física. Las rupturas del LCA no reparadas pueden llevar a un mayor daño de la rodilla.

Si sospecha que tiene una lesión ACL

NO mueva la rodilla si ha sufrido una lesión seria.

Utilice una férula para mantener la rodilla derecha hasta que lo vea un médico.

NO vuelva a jugar ni reanude otras actividades hasta que le hayan realizado un tratamiento

¿Qué pruebas, exámenes se suelen solicitar?

La radiografía de rodilla

Lesiones del ligamento cruzado anterior

La radiografía es útil para descartar que el ligamento en vez de romperse haya arrancado su anclaje en el hueso, las llamadas fracturas de espinas tibiales.

La resonancia magnética nuclear, la RMN detecta habitualmente las roturas de los ligamentos cruzados y su gravedad, además de lesiones de las demás estructuras de la rodilla que no se puede observar en una radiografía de rodilla.

Imágenes por resonancia magnética:

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Durante este examen, se toman imágenes del interior de su rodilla. Esta resonancia magnética puede ser usada para observar las lesiones en el ligamento cruzado anterior o para diagnosticar otras lesiones asociadas: lesión de menisco, lesión de cartílago, lesión de otros ligamentos (ligamentos colaterales, ligamento cruzado posterior, esquina posterior lateral de la rodilla)

Artroscopia:

Este dispositivo es un tubo largo equipado con un lente de aumento, una cámara y una luz en el extremo.

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Es posible que el médico necesite mirar el interior de su rodilla para buscar los signos de una lesión en el ligamento cruzado anterior. El médico hará una pequeña incisión (corte) en su rodilla y, a través de ella, insertarán un artroscopio.

¿Cómo se tratan las lesiones de ruptura de ligamento cruzado?

Los ligamentos lesionados se consideran "esguinces" y se clasifican según una escala de severidad.

Esguinces grado 1. El ligamento es dañado levemente en un esguince grado 1. Se ha estirado ligeramente, pero aún es capaz de ayudar a mantener estable la articulación de la rodilla.

Esguinces grado 2. Un esguince grado 2 estira el ligamento al punto donde queda suelto. Con frecuencia se lo llama un desgarro parcial del ligamento.

Esguinces grado 3. A este tipo de esguince más comúnmente se lo llama un desgarro completo del ligamento. El ligamento ha sido dividido en dos pedazos y la articulación de la rodilla es inestable.

Los desgarros parciales del ligamento cruzado anterior son raros; la mayoría de las lesiones del ACL son desgarros completos o casi completos.

El tratamiento inicial se basa en cuatro medidas:

Frío local, efectivo durante las primeras 72 horas. Se utiliza la típica bolsa con cubitos de hielo o el cold pack (bolsa estanca con un gel en su interior que se enfría en la nevera). Nunca en contacto directo con la piel, para evitar quemaduras por congelación. Lo habitual es mantenerlo unos 20 minutos cada hora, cuidando de no sobrepasar las tres horas totales al día.

Reposo mínimo de 24 a 48 horas, para evitar aumentar la lesión.

Vendaje compresivo elástico, no rígido para no cortar la circulación de la sangre.

Elevación de la extremidad durante varios días. Si el paciente está tumbado, se coloca una almohada bajo la pierna, de forma que el pie esté más alto que el corazón. Si el paciente se sienta, apoyará la pierna sobre una silla.

Lesiones del ligamento cruzado anterior

El tratamiento definitivo de una lesión ACL

Para las roturas graves es radicalmente diferente para el ligamento anterior y el ligamento posterior.

El Ligamento Anterior:

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Debe operarse en pacientes jóvenes, pero los resultados son mejores si se espera a que desaparezca el derrame y la movilidad de la rodilla sea total e indolora. Hay dos técnicas básicas para reconstruirlo y cada una tiene sus detractores y defensores, pero ambas son efectivas:

Utilizando parte del tendón rotuliano y sus anclajes en hueso.

Utilizando los tendones llamados isquiotibiales, sin pastillas de hueso.

El Ligamento Cruzado Posterior:

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Debe de tratarse mediante un alza de talón y un ciclo de fisioterapia, para muscular la extremidad. Sólo en los casos de inestabilidades graves y que además provoquen dolor, se pensará en cirugía, implantando tendón rotuliano con sus anclajes de hueso. El problema es que siempre queda una inestabilidad residual tras la cirugía, además de ser una técnica muy compleja.

Lesiones del ligamento cruzado anterior

La cirugía se realiza habitualmente con anestesia epidural, es decir, desde la región lumbar hasta los pies, permitiendo al paciente estar consciente si así lo deseara, pero es mejor una anestesia general previa revisión del Anestesiólogo.

El implante de tendones se coloca siguiendo la misma dirección y puntos de anclaje que el ligamento roto. Debido a la forma del cruzado posterior, esto no se puede conseguir al 100%, de ahí los resultados, a menudo pobres, de la operación.

Anatomia de la Rodilla:

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Los atletas que participan en deportes de alta demanda como el fútbol, fútbol americano y baloncesto tienen más probabilidad de lesionarse los ligamentos cruzados anteriores.

Si usted se ha lesionado un ligamento cruzado anterior, podría requerir cirugía para recobrar plena función de su rodilla. Esto dependerá de varios factores, como la severidad de la lesión y su nivel de actividad.

Los huesos se conectan con otros huesos mediante ligamentos. Hay cuatro ligamentos primarios en su rodilla. Estos actúan como fuertes cuerdas para sostener la unión de los huesos y mantener estable su rodilla.

Ligamentos colaterales:

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Estos se encuentran a los lados de su rodilla. El ligamento colateral medial está en la superficie interna y el ligamento colateral lateral está en la superficie externa de la articulación. Estos controlan el movimiento hacia los lados de su rodilla y protegen impidiendo un movimiento inusual.

Ligamentos cruzados:

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Este se encuentra en el interior de la articulación de su rodilla. Se cruzan uno con otro formando una "X", con el ligamento cruzado anterior adelante y el ligamento cruzado posterior detrás. Los ligamentos cruzados controlan el movimiento de su rodilla hacia atrás y hacia adelante.

El ligamento cruzado anterior corre diagonalmente en la mitad de la rodilla. Previene que la tibia se salga de posición, que la dejaría delante del fémur, y también provee estabilidad rotacional a la rodilla.

Cirugía para reconstruir un ligamento

Lesiones del ligamento cruzado anterior

La cirugía para reconstruir un ligamento cruzado anterior se hace con un artroscopio usando pequeñas incisiones. La cirugía artroscópica es menos invasiva. Los beneficios de las técnicas menos invasivas incluyen menos dolor de la cirugía, menos estadía en el hospital, y tiempos de recuperación más rápidos.

La recuperación de la cirugía del LCA suele ser lenta y Tras la intervención quirúrgica, los plazos de recuperación para volver a pisar un campo de juego van de los cuatro a los seis meses en casos de alto rendimiento.

En cualquiera de los dos casos, tratamiento con cirugía o sin cirugía, la rehabilitación juega un papel fundamental para volver a sus actividades diarias. Un programa de rehabilitación funcional ayudará a recuperar la fuerza y el movimiento de la rodilla.

En los casos de tratamiento quirúrgico, la terapia física se concentra primero en restablecer el movimiento de la articulación y los músculos que la rodean seguido de un programa de fortalecimiento para proteger al nuevo ligamento. La fase final de la rehabilitación se consigue con la recuperación funcional suficiente que se adapte a las necesidades y requerimientos físicos del paciente con su reincorporación a la actividad física y deportiva habitual.

¿Qué se hace después de una operación del cruzado anterior?

Durante el periodo de inmovilización (con bandas de yeso o rodillera articulada), el paciente realizará ejercicios de tonificación de los músculos de la extremidad, para evitar que se atrofien.

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Si se utiliza la técnica del tendón rotuliano, se permite apoyar la extremidad antes que utilizando los isquiotibiales.

Después de la inmovilización, el médico indicará un programa de fisioterapia para ganar movilidad y fuerza en la rodilla de forma progresiva, comenzando por ejercicios en bicicleta estática, ejercicios de cuádriceps y estiramientos para, en unos meses, comenzar carrera y saltos. Como muy pronto a partir de los seis meses, se puede volver a la práctica deportiva.

No hay una pauta fija en cuanto a tiempo de inmovilización, momento en que se debe apoyar la pierna, o tipo de ciclo rehabilitador. Cada cirujano ortopédico aplica la pauta que considera más efectiva, en función a su escuela de cirugía, a la técnica utilizada, al resto de lesiones que encuentre en la rodilla y al estado en que quede el anclaje del ligamento reconstruido.

http://goo.gl/m7qttR

Lesiones del ligamento cruzado anterior
Gnostika Cirugia Artroscopia Ligamentos Cruzados Foto

Añade una publicación

Indica el tema de tu publicación:
  Cerrar
  Cerrar
  Cerrar
“Excelente profesional me ayudó a manejar mi problema de ácido úrico y mejorar mis costumbres alimenticias”

Otros recursos